sábado, 1 de abril de 2017

Reseña Libro Súper Ocupados Kevin DeYoung

Esta semana estuve leyendo el libro Súper Ocupados, un libro (misericordiosamente) pequeño sobre un problema (sumamente) grande de Kevin DeYoung. Aunque fue un regalo, es un tema que llama mucho mi atención desde hace mucho, ya que he llegado a pensar que estoy mas ocupado de lo normal, que no tengo tiempo para cosas que quiero hacer y que con tanto ajetreo, descuido áreas importantes de mi vida.

Reseña Súper Ocupados Kevin DeYoung


El libro me encantó, sin duda una lectura recomendada. Aprendí muchos principios (apoyados bíblicamente) sobre la ocupación, productividad y la gestión de nuestro tiempo.

Diagnostico: ¿Estoy MUY ocupado?

Lo primero que llamó mi atención, es la forma en como llegamos a la conclusión: Estoy muy ocupado. Muchas veces podemos estar solo fatigados por una semana pesada, un mal día o incluso por no haber podido dormir bien. ¿Cómo podemos saber cuando realmente estamos muy ocupados?

Hay varias preguntas que podemos hacernos, que nos pueden dar indicios de como estamos muy ocupados:
  1. ¿Trabajas regularmente 30 minutos más al día de lo que estipula tu contrato laboral?
  2. ¿Revisas correos electrónicos de trabajo y mensajes de teléfono en casa?
  3. ¿Alguna vez alguien te ha dicho "No quiero molestarte porque sé que estás muy ocupado"?
  4. ¿Se quejan tus familiares y amigos de no pasar tiempo contigo?
  5. ¿Si mañana por la noche inesperadamente estuvieras libre, ¿lo usarías para trabajar o hacer tareas caseras?
  6. ¿A menudo te sientes cansado durante el día o duelen el cuello y los hombros?
  7. ¿Superas a menudo el límite de velocidad mientras conduces?
  8. ¿Usas algún arreglo flexible de trabajo que te haya ofrecido alguno de tus jefes?
  9. ¿Oras con tus hijos regularmente?
  10. ¿Tienes tiempo suficiente para orar?
  11. ¿Tienes una afición en la que estás activamente involucrado?
  12. ¿Se juntan a comer como familia al menos una vez al día?
Luego de esas preguntas, reflexioné, y me di cuenta que no me gustaban las respuestas a muchas de ellas (sobre todo las resaltadas en negrita). ¿Crees que la voluntad de Dios es que un cristiano viva tan ocupado que no pueda cenar en familia? ¿Tan ocupado que no tengas tiempo para orar a solas o con tus hijos? ¿Tan ocupado que no puedas pasar tiempo con tu familia o amigos? Lo dudo mucho.

Peligros de estar súper ocupados

  • La actividad excesiva puede arruinar nuestro gozo: Como cristianos, la voluntad de Dios es que vivamos con gozo. Pero en vez de eso, vivimos llenos de ansiedad, preocupaciones, miedos, impaciencia e incluso irritabilidad.
  • La actividad excesiva puede robarnos el corazón: En la parábola de Jesús de Marcos 4:1-20, habla de como la palabra de Dios no pudo dar frutos por los afanes de la vida. Y muchas veces permitimos que las preocupaciones, las tareas y el día a día, nos roben las bendiciones de Dios. Dejamos de vivir su palabra, y comenzamos solamente a sobrevivir.
  • La actividad excesiva puede cubrir lo podrido de nuestra alma: Muchas veces por el afán del día a día, no nos damos cuenta que estamos desobedeciendo a Dios, o que incluso estamos haciendo cosas que Dios no nos ha mandado a hacer.

¿Por qué estamos ocupados?

1. Orgullo

Es importante identificar las razones por las que estamos ocupados. Puede haber una estrecha división entre estar ocupado por razones buenas (ayudar a alguien) o por razones malas (ayudar a alguien solo para ganar su afecto o ser reconocido). Entra en juego mucho el orgullo y el si estamos buscando la aprobación de otras personas.

2. Estás haciendo lo que Dios no te ha mandado a hacer

Proverbios 14:12 dice: "Hay cosas que hacemos que nos parecen correctas, pero que al fin de cuentas nos llevan a la tumba.". Muchas veces estamos haciendo cosas que parecen buenas: Te ofreces para dirigir la academia de la iglesia, asistes a todas las reuniones de tus amigos, lees muchos libros, aceptas trabajos, etc.

Y ninguna de esas cosas representan una amenaza hacia nuestras vidas en si. No tienen nada de malo. El problema real está en que nosotros debemos estar atentos a escuchar la voz de Dios, para enfocarnos en las cosas que Él quiere que hagamos. ¿Será que Él tiene planeado que no dirijas la academia de tu iglesia porque requiere ese tiempo para algo más? Escucha SU voz.

3. No establecemos prioridades

Y este punto tiene mucha relación con el anterior. Nuestras prioridades deben estar alineadas a las prioridades de Dios para nuestras vidas. Debemos tenerlas bien definidas. ¿Que es más importante? Desafortunadamente para nosotros, nuestro tiempo es limitado. Aunque quieras y luches, NO PUEDES hacer todas las cosas.

Muchas veces tendrás que decidir. Y si no tienes tus prioridades claras y definidas, lo más probable es que esa decisión la esté tomando alguien más por ti.

4. Omnipresentes digitales

Este es uno de los temas que más me tocó. Si me conocen, saben que me encanta la tecnología. Que siempre estoy conociendo nuevas plataformas, leyendo blogs y artículos, aprendiendo en linea, presente en la mayoría de redes sociales, correo electrónico al día, etc.

La tecnología en sí no es mala. El problema es como la usamos. ¿Realmente tu tiempo frente al computador es edificante? ¿Cuantas horas pasas en Facebook haciendo scroll para ver más "noticias" de tus amigos y páginas que sigues? ¿Cuántas en Twitter? ¿Instagram? Aunque yo trato de aprovechar el Internet para estudiar (hago muchos cursos en linea) o trabajar (blogs, desarrollo de software y marketing digital),  muy a menudo me encuentro perdiendo el tiempo viendo mis redes sociales.

Está bien dedicar un poco de tiempo a ellas, no tiene nada de malo. Pero nos hemos convertido en omnipresentes digitales: Queremos estar presentes en todo, y por eso estamos todo el tiempo conectados. Tratamos de ser dioses, que tienen tiempo para estar en todos los sitios. Pero solo es un auto-engaño, la realidad es que no estás en los lugares que vez, y tampoco estás presente en el lugar donde estás.

5. No descansamos

Aunque parezca algo ridículo, muchas veces como cristianos, nos descansamos. Me solía ver mucho en esta situación: Sabía que tenía muchas cosas que hacer, y sabía que tenía que descansar también. Y el resultado era que intentaba descansar, estresado hasta el tope por todo lo que tenía que hacer, que no descansaba, pero tampoco trabajaba. Simplemente desgastaba mi cuerpo a menos ritmo.

El día de reposo si hizo para el hombre, no el hombre para el día de reposo (Marcos 2:27). Suena ilógico, pero todavía vemos el día de reposo muchas veces como un conjunto de reglas que debemos hacer el Domingo. Él día de reposo si es un mandato de Dios, pero más que eso:
  • Es un regalo: Dios sabe como nos hizo. Estamos echos de polvo. NECESITAMOS descansar para recobrar fuerzas.
  • Es una prueba: ¿Puedes confiar en Dios que lo que has hecho en la semana es suficiente para tener provisión descansando ese día y dedicándoselo a Él? ¿O tienes que buscar un trabajo para el día de descanso porque no crees que haya suficiente provisión?
Necesitamos tener un ritmo de descanso.

6. Sufres más, porque no esperas sufrir en lo absoluto

Lo que más me gustó de libro, es que aterriza en una realidad: "La razón por la que estamos ocupados, es que debemos estar ocupados". Debemos tener algo en cuenta, y es que tendremos que trabajar duro. Dios nos llamó a discipular las naciones, a predicar el evangelio, a tener hijos y edificarlos en la palabra, a cuidar nuestras relaciones, a pasar tiempo en intimidad con Él, a leer y estudiar su palabra. ¡Hay MUCHO por hacer!

Muchas veces, el vivir para Dios involucra sufrimiento: Muchas veces pondrás los intereses de otros sobre los tuyos. Amar a otros te costará. Predicar y discipular te agotará. Y eso está bien. La idea no es que ahora vivas con flojera, tratando de hacer lo menos posible y haciendo un altar en honor a ti. ¡NO!

Lo que debes entender, es que no debemos hacer esas cosas llenos de frustración, cansancio, irritación y luego darnos cuenta, que si hubiéramos administrado mejor nuestro tiempo, si hubiéramos confiado en Dios para hacerlas, probablemente hubiéramos logrado hacer lo mismo y no estar tan agotados.
Posted on 13:34 | Categories:

lunes, 27 de junio de 2016

Instalar modulo de php5 para Apache

Hace unos días estaba teniendo problemas con Apache, ya que no estaba ejecutando los archivos php, sino que simplemente los mostraba en texto plano. Leyendo un poco en Internet, descubrí que no tenía instalado ni habilitado el modulo para ejecutar php5.

Para resolverlo, simplemente instalamos el modulo en nuestro computador (suponiendo que ya tienes apache2 y php5 instalado):
sudo apt-get install libapache2-mod-php5
Y luego verificamos que esté activado:
a2query -m php5
Si no está activado, ejecutamos el siguiente comando para activarlo:
sudo a2enmod php5
Y para finalizar, reiniciamos el servidor apache para que los cambios tomen efecto:
sudo service apache2 restart
Ya funcionaran nuestros archivos de php correctamente.

jueves, 12 de mayo de 2016

Mostrar .gitignore y .htaccess en NetBeans

Por defecto, NetBeans blqouea archivos como CVS, SVN y archivos dot (.gitignore, .htaccess, .env, etc). Si quieres que tu archivo .gitignore o .htaccess aparezca en la lista de archivos dentro de tu proyecto de NetBeans, solo debes hacer lo siguiente:



  • Abrir las opciones de configuración de Netbeans: "Settings" o "Preferences"
  • Ir a Miscelánea y luego al apartado "Files"
  • Allí verás un texto que dice "Files ignored by the IDE".
En ese campo, Netbeans acepta una expresión regular para escoger que archivos sean escondidos. Para evitar que ignore tus archivos .htaccess o .gitignore simplemente cambiamos lo que aparece por esta expresión regular:

^(CVS|SCCS|vssver.?\.scc|#.*#|%.*%|_svn)$|~$|^\.(?!(htaccess|gitignore)$).*$
La cual podemos modificar en caso de que querramos que aparezcan también otros archivos (por ejemplo, el .env de Laravel).

domingo, 24 de enero de 2016

Reto #1Libro1Mes

Para este año 2016 me propuse muchas metas. Una de ellas es la de leer más libros. Pero como bien aprendí, debemos plantearnos metas mas concretas, que sea cuantificables y que tengan una fecha límite para cumplirlas, lo que resultó en esto:

Reto #1Libro1Mes

Cada mes del año 2016 tengo que leer un libro completo. Para el final del 2016, tengo que tener en mi "biblioteca" 12 libros. Y a través de esta página, iré compartiendo que libros he leído, cual estoy leyendo y cuales tengo planeado leer. De esta forma, mas personas pueden sumarse al reto -no necesariamente con los mismos libros- y compartir sus experiencias y todo lo que han aprendido.

Actualmente leyendo

Libro: En honor al Espíritu Santo. ¡No es algo, es alguien! de Pastor Cash Luna
Número de páginas: 191.
Capítulos:




Libros leídos









Posted on 14:43 | Categories: